Medicina Naturista y la Fiebre de Moringa - Psychiatricanswers

Psychiatric Answers
The Place to Get Answers About Mental Health
Go to content

Main menu:


Medicina Naturista y la fiebre de la Moringa

Manuel Mota-Castillo, M.D.
Septiembre 05 del 2017

En el 2012 escribí sobre el fervor (de corta duración) que muchos ponían en los poderes curativos de la Moringa.  Aquella vez dije:

“Desde la ferviente usuaria que declara “yo siento como si mi cerebro hubiese despertado” hasta el escritor que afirma haberse curado de los dolores en la muñeca debidos al síndrome del Túnel Carpal, a la Moringa se le atribuyen poderes curativos que van desde los ya mencionados hasta controlar los niveles de azúcar en la sangre (Diabetes), mejorar el Lupus y hasta los dolores de espalda. Pero hay quienes van más lejos. Los atributos del té de Moringa han sido vinculados a la mejoría de dos famosos políticos, Fidel Castro y Hugo Chávez.  Sin embargo, cuando se habla de cáncer hay que pensar en el factor tiempo antes de cantar victoria.  Hoy, 15 de septiembre del 2012 tanto el cubano como el venezolano lucen saludable, pero es muy prematuro para sacar conclusiones.”
5 años después, ambos líderes son difuntos y desde mucho antes de sus fallecimientos la Moringa había pasado de moda.
Otras han surgido y nuevos poderes curativos se han encontrado en el jengibre (alivia dolores corporales) y el aceite de pescado (omega-3), sólo para mencionar dos de ellos, pero -como decía en el 2012-el análisis de las experiencias con otras plantas como la Hierba de San Juan (St. John’s wort) y los extractos de Ginkgo Biloba (oriundo de China) y el Kaba-Kaba de las islas del océano Pacífico, la posición predominante en el mundo científico es que cualquier producto que ingerimos puede tener efectos adversos o interactuar con otras sustancias. Partiendo de una década anterior, recuerdo cuando en el 1984 llegó a USA la Guarana (un té brasileño) y se popularizó por la energía que proporcionaba a los que lo bebían. En este caso no pasó mucho tiempo antes de que los consumidores descubrieran que sus propiedades se deben a que la guaranina es idéntica a la cafeína.

El proósito al tomar el tema de los productos “naturales” es presentar una discusión de lo que sabemos de los productos mencionados en los párrafos anteriores.  Información es poder, dicen muchos y esa es la idea de este portal: presentar datos corroborados por estudios científicos y el paso del tiempo, con la esperanza de que los lectores arriben a sus propias conclusiones.

Para comenzar me parece apropiado repetir algo que siempre digo a mis pacientes: “productos naturales no significa benigno y libre de efectos secundarios… ¿Ha pensado usted que drogas como la cocaína, la marihuana y la heroína vienen de plantas?”

En el caso de la Hierba de San Juan (sus propiedades anti-depresivas fueron observadas en vacas que lucían más contentas después de comerla), se le atribuye el disminuir los niveles en sangre de ciclosporina (usada para prevenir el rechazo de órganos trasplantados) y de aumentar la sensibilidad de la piel a los rayos solares. El Ginkgo Biloba usado por muchos para mejorar la memoria (aumenta el flujo de sangre en el cerebro) también puede aumentar (cuando se toma junto con aspirina) las posibilidades de sangrado intracerebral (hemorragia sub-aranoidea y hematoma subdural), sangrado urinario y también capilar en los ojos.
En cuanto a la Kaba-Kaba los primeros estudios realizados en Europa encontraron que estaba asociada con daño en el hígado, pero en 2009 una investigación australiana tuvo resultados opuestos.  En 2002 el departamento que regula los medicamentos en USA (FDA, por su nombre en inglés) emitió una alerta al público sobre la posibilidad de daño al hígado. 10 años después inició una investigación sobre un peligro potencial en el uso de este producto herbolario, pero no he podido encontrar ningún reporte sobre sus resultados.  Desde antes del 2012 algunos expertos recomendaban que las personas con problemas hepáticos evitaran su uso y, en general quienes lo tomasen estuviesen supervisados por su médico.  Esta planta (Kava-kava) tiene un efecto calmante parecido al de medicinas clasificadas como benzodiazepinas (por ejemplo Valium y Rivotril) pero es menos potente.
Otro producto natural que ha sido investigado por científicos es el SAMe, que se toma para la depresión y otras enfermedades, porque aumenta los niveles de serotonina, noradrenalina, dopamina y parece tener propiedades antioxidantes.  Sus efectos adversos pueden incluir ansiedad, insomnio, así como diarrea o estreñimiento.
Del continente asiático también nos llega Ma Huang que contiene la sustancia activadora del estado de ánimo conocida como efedrina.  Este producto puede causar paranoia y episodios psicóticos al punto de que su venta (en medicinas anti-alérgicas como el Sudafed) esta restringida a una pequeña cantidad por persona.  Esto se debe a que traficantes de drogas y usuarios personales “cocinan” el Sudafed para producir la tristemente famosa meta-anfetamina, conocida como “cristal meth” en países de habla inglesa.

Pero podemos ir más lejos en este tema de las interacciones de medicamentos y productos naturales. Por ejemplo, hace más de 10 años que sabemos que el jugo de toronja interfiere con varios medicamentos.  Uno de ellos es el alprazolam (otra benzodiazepina) que se vende en algunos países latinoamericanos bajo el nombre del Alplax y en USA es Xanax.
Otro producto que está bajo proceso de investigación es el aceite de pescado (omega 3) que según una publicación del Instituto Nacional de Salud de USA se ha encontrado algún beneficio en una amplia gama de enfermedades desde mentales (bipolar y trauma cerebral) hasta físicas, como las del corazón, articulaciones, presión alta, osteoporosis, daño a las células cerebrales debido a un trauma craneal. etc.

Para concluir es conveniente recordar que “todo en exceso hace daño” y un buen ejemplo es el de ciertas vitaminas, como la A, contenida en las frutas y vegetales amarillos que se puede acumular y causar serios daños corporales.  Hasta el agua, ingerida en grandes cantidades, puede causar una caída del sodio sanguíneo con serias consecuencias para la salud.


Copyright Psychiatric Answers © 2017
Back to content | Back to main menu